El certificado energético podría ser obligatorio a partir del 1 de junio

Todos los propietarios que deseen vender o alquilar su vivienda deberán contar con el certificado energético a partir del próximo 1 de junio, según figura en el proyecto de real decreto que se presentó recientemente en el consejo de estado  y al que ha tenido acceso idealista news.

El documento entró en el consejo de estado el pasado 31 de enero y supone el último escalón a superar antes de ser aprobado definitivamente por el consejo de ministros.  Si no hay cambios de última hora y se aprueba tal y como ha llegado al consejo de estado, en menos de cuatro meses este documento será “exigible para los contratos de compraventa o arrendamiento”. la nueva fecha del 1 de junio, supone un retraso respecto al 1 de enero que figuraba en el borrador anterior. 

Ésta es la principal novedad que se observa en el nuevo proyecto de real decreto modificado respecto a lo publicado el pasado mes de junio en la página web del ministerio de industria. en la actualidad, el real decreto aún está en fase de revisión en el consejo de estado, con lo que aún pasarán semanas hasta que vuelva al ministerio de industria firmado y de éste al consejo de ministros para su aprobación definitiva.

El certificado energético mejorará la eficiencia energética de las viviendas.

Muchos profesionales del sector inmobiliario esperan como agua de mayo este requisito que será indispensable para vender o alquilar viviendas o para cuando se haga una rehabilitación que afecte a más del 25% de un edificio con una superficie útil superior a 1.000 m2. según la compañía Certer, se trata de una medida que definitivamente “va a concienciar al ciudadano de a pie en la importancia de tener un hogar energéticamente eficiente”. Xabier Villar y Sergio Lara, técnicos fundadores de Certer, hacen hincapié en que no se trata de calificar con un color, sino de explicar cómo un inmueble eficaz puede reducir su factura eléctrica y ponen como ejemplo la sustitución de las ventanas, lo que puede reducir la factura mensual de 70 a 50 euros.

Villar y Lara reconocen que el certificado energético llega con 10 años de retraso y que durante ese tiempo se podría haber disminuido la dependencia energética que tiene España con el exterior, “aprovechando los recursos naturales de nuestro país para fomentar aun más el uso de las energías renovables en el sector inmobiliario”, añaden los fundadores de Certer.

Ricardo Carballo Rodríguez, arquitecto técnico y gerente de la empresa Planiceps, asegura que este certificado es necesario “para dejar de despilfarrar energía en España. es una manera de iniciar un proceso lento de ahorro energético y económico a la vez”.

Y desde la compañía certicalia.com piensan que este real decreto es una medida imprescindible para igualarnos a Europa en la lucha por la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera. recuerdan que “somos el último país de la unión europea en adaptar esta normativa”.

“El hecho de que ahora vaya a ser obligatorio para las viviendas en venta o alquiler puede ayudar a crear un mercado inmobiliario de más calidad y con más transparencia. gracias a los certificados energéticos los futuros compradores e inquilinos van a tener una valiosa información sobre su futura vivienda imposible de deducir con las fotos de un anuncio o con una visita típica al inmueble”, añade Inés García Pérez, de certicalia.com

Noticia extraída de http://www.idealista.com/